SIOUX FALLS, Dakota del Sur, EE.UU.—Han pasado decenios desde que la región centro-norte de Estados Unidos experimentó un nivel de frío como que se espera que llegue el domingo, lo que ha provocado temores de hipotermia y afectaciones severas en las extremidades en una región acostumbrada a las bajas temperaturas.

Este "vórtice polar", como lo llama un meteorólogo, se debe a una masa de aire frío y muy denso que rota en sentido contrario a las manecillas del reloj. El aire, acumulado en el Polo Norte, bajará al territorio norteamericano y llegará a la costa sobre el Golfo de México.

Ryan Maue, de Tallahassee, Florida, y meteorólogo de Weather Bell, dijo que probablemente se rompan récords de frío durante la corta pero fuerte helada que se espera que comience en domingo y muchos lugares y se extienda hasta principios de la próxima semana. Todo esto se debe a una combinación perfecta de la corriente troposférica, temperaturas bajas en la superficie el vórtice polar.

"Todos los elementos están dados para que caigan récords de temperaturas bajas", dijo. "Los que tiene menos de 40 años no han visto esto nunca".

Los pronósticos son asombrosos: -31 grados centígrados (-25 Fahrenheit) en Fargo, Dakota del Norte; -31 grados centígrados (31 Fahrenheit) en International Falls, Minnesota y -26 grados centígrados (-15 Fahrenheit) en Indianapolis y Chicago.


Advertisement

A esas temperaturas, la piel expuesta a los elementos se congela en minutos y la hipotermia es casi fulminante porque con el factor del viento la temperatura puede bajar incluso a -56 grados centígrados (-70 Fahrenheit).

Minnesota canceló las clases el lunes en todo el estado, por primera vez en 17 años, porque se teme que el frío pueda llegar a -34 grados centígrados (-30 Fahrenheit). En Milwaukee y Madison, Wisconsin, las escuelas tampoco abrirán el lunes. Por su parte el gobernador de Dakota del Norte, Jack Dalrymple, exhortó a los jefes de los sistemas escolares que tengan en mente la seguridad de los niños al tomar decisiones después que el pronóstico para el estado indicó que habrá "un nivel de frío que amenaza la vida" hasta el martes por la mañana.

Y aunque esta situación extrema sólo durará pocos días, porque hay una masa de aire menos fría detrás, probablemente provoque heladas sobre los Grandes Lagos y otros cuerpos de agua, lo que significa que las bajas temperaturas probablemente se mantendrán durante el resto del invierno, dijo Maue.

"Hace aumentar la probabilidad de más frío a futuro", dijo, que puede prolongarse hasta el próximo mes.

La nieve que ha caído y nuevas nevadas antes de la ola de aire frío reducirán el efecto de calor del sol, de manera que las mínimas durante la noche bajarán significativamente gracias a fuertes vientos del noroeste, los encargados de entregar la masa de aire ártico, explicó Maue. Y no hay ningún efecto de calentamiento del Golfo de México que lo contrarreste, agregó.

La ola de aire frío barrerá partes de Nueva Inglaterra, donde los habitantes acaban de pasar una nevada y el fuerte frío que le siguió. Partes de la zona central de la región centro-norte pudieran recibir 30 centímetros de nieve en momentos que el frío llega y hace bajar el termómetro a -23 grados centígrados (-10 Fahrenheit) en la zona de San Luis.

"Esta ola de frío es muy fuerte y va a afectar a buena parte del territorio continental de Estados Unidos", dijo Sally Johnson, jefa del Servicio Nacional de Meteorología en Sioux Falls.

Es relativamente poco común que una ola de aire tan frío afecte a tanto del país, quizás una o dos veces por decenio, dijo Maue. Pero a largo plazo las temperaturas tan bajas son menos significativas en materia de comparación con otras tormentas que las temperaturas máximas bajo cero durante el día, explicó.