WASHINGTON—El secretario de Estado John Kerry advirtió a Rusia que encarará sanciones económicas más duras si no desiste de involucrarse en Ucrania.

Kerry declaró el martes ante una comisión del Senado. Indicó que las manifestaciones a favor de Rusia ante las sedes del gobierno regional en Járkiv y Donetsk son un pretexto para una intervención militar.

Kerry dijo que Estados Unidos y los aliados europeos están unidos y dispuestos a imponer nuevas sanciones al sector energético ruso, al de la banca y el de la minería si Moscú no respeta la soberanía de Ucrania.

Según Kerry, se reunirá la próxima semana en Europa con el ministro ruso de Relaciones Exteriores Sergei Lavrov y los funcionarios ucranianos. Agregó que Rusia no tiene otra alternativa y puede colaborar con la comunidad internacional.

Rusia se anexionó la península de Crimea el mes pasado.