WASHINGTON—El presidente Barack Obama y sus aliados en el Congreso han lanzado una campaña a favor de leyes que equiparen los sueldos entre hombres y mujeres, preparando órdenes ejecutivas que aprobarían leyes pendientes en el Senado.

Obama firmará el martes una ley ejecutiva que le prohíbe a empresas contratadas por el gobierno federal tomar represalias contra empleados que hablen sobre su remuneración. Además emitirá órdenes al Departamento del Trabajo para que emita nuevas normas que obliguen a las empresas contratadas por el sector público a divulgar su información salarial por raza y género.

El Senado esta semana debatirá leyes que facilitarán demandar a compañías por pagarle menos a las mujeres que a los hombres.

Esas medidas, al igual que la orden ejecutiva promulgada por Obama, le prohibiría a las empresas castigar a trabajadores que compartan su información salarial, y permitiría el cobro de multas y compensaciones como resultado de acciones judiciales.

Los republicanos, respaldados por asociaciones empresariales, se disponen a obstruir la propuesta en la votación en el Senado, lo que probablemente ocurrirá el miércoles. Los republicanos impidieron la aprobación de una ley similar en el Senado en dos oportunidades anteriores: en el 2012 y en el 2010.


Advertisement